Las empresas no nos quieren

Hace unos días, leí una noticia según la cual ha subido en 2012 el número de personas con discapacidad contratadas por Centros Especiales de Empleo, concretamente un 1.9% en relación con los datos de 2011.
Al mismo tiempo, la misma noticia rezaba que la contratación de discapacitados en empresas ordinarias se redujo en un 8,7% en el mismo periodo de tiempo.
domingo, 20 de enero de 2013 – Korbing
 
Se habla mucho de Responsabilidad Social Corporativa, de la inserción laboral de personas con discapacidad en el mercado laboral ordinario y del compromiso de todos y cada uno de los actores implicados en este asunto para que los discapacitados podamos tener una vida laboral normalizada
Pues bien, todo este tipo de aseveraciones, ideas, intenciones y compromisos me parecen, simple y llanamente, demagogia y de la mala.
La empresa privada no nos quiere, o no le servimos, si queremos ser más políticamente correctos, por miedo a lo desconocido y como dije en otro post: prejuicios mentales.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, parece inevitable que las personas con discapacidad que consiguen un empleo, pocas y muy creyentes por el milagro que ha ocurrido si tienen un contrato, se vean casi obligadas a buscarlo en alguno de los Centros Especiales de Empleo que tengan más a mano.
 
FUENTE: Ver el artículo completo en derribandobarrerashaciaelempleo