RR.HH.: Se busca profesional para gestionar el cambio

 En todos los sectores hay menos oferta de empleo. Y el de recursos humanos no iba a ser una excepción. Sin embargo, la evolución que debe experimentar esta área suscita la aparición de nuevas figuras como el business partner y los perfiles orientados al coaching.

27.05.2013 Arancha Bustillo.  
 “Ninguna empresa puede ser mejor o peor que las personas que la integran”. Esta cita, obra de un filósofo japonés, es apoyada por los expertos en recursos humanos, que defienden que el objetivo de esta área es, principalmente, fomentar el desarrollo de las capacidades personales de los profesionales que conforman una compañía. Un reto que pasa, necesariamente, por la habilidad para captar y retener el talento. Una competencia que buscan la mayoría de las organizaciones en los profesionales de este departamento.
Las expectativas que las compañías tienen sobre este tipo de colaboradores han cambiado. María José Martín, directora de atracción y gestión de talento de ManpowerGroup, asegura que “ahora se demandan profesionales polivalentes, orientados a las personas, con gran conocimiento del negocio, capacidad de relación, flexibles a los cambios, capaces de añadir valor a la organización y de impulsar el potencial de los empleados”. En resumidas cuentas, una figura que pueda asumir tareas propias de un coach sin perder la esencia que la ha caracterizado.
Salud Mudarra, consultora de Adecco Professional, apunta a un nuevo perfil determinado: el HR business partner. Es decir, aquel que está vinculado a las unidades de negocio más importantes de las compañías. “Se convierte en una figura relevante para las organizaciones, apoyando la consecución de resultados desde la gestión de personas”. Un perfil que se aleja del concepto que se tenía de este profesional: alguien que contrata o despide.
De cualquier manera, es difícil definir un único puesto que aglutine las necesidades del área. Así lo afirma María José Alaminos, consultora de recursos humanos y coach ejecutivo, quien indica, además, que las posiciones más técnicas y a nivel de dirección son las más reclamadas ahora por las organizaciones.
 Capacidades
A este profesional no sólo se le demanda formación de alto nivel, que tradicionalmente se ha encuadrado sobre todo en las titulaciones de Psicología, Derecho y Ciencias del Trabajo o en algunas otras como Psicopedagogía, Márketing y Empresariales. También se valoran más ahora los posgrados relacionados con temáticas de coaching, desarrollo de talento y gestión de personas. Greta Muñoa, manager de recursos humanos de Michael Page, apunta, además, la capacidad de adaptación y de aportar una visión global: “Alguien, en definitiva, que cuente con conocimientos sobre la organización, tenga visión de negocio, capacidad para gestionar el cambio e innovar, alto grado de implicación y mucha resiliencia emocional”.
Alaminos cree que lo más importante es que este profesional tenga credibilidad, que sea respetado y valorado en la empresa. “Recursos humanos ha cosechado muy mala fama, pero ahora estamos asistiendo a un gran cambio”. De ahí que los mejores profesionales serán aquellos que sepan escuchar a los miembros de la plantilla para guiarles y fomentar el desarrollo de su talento.
Demanda
La demanda de esta profesión, como en todos los sectores, se ha reducido. “Las empresas que están generando puestos de trabajo en estas áreas son, principalmente, multinacionales que dan una gran importancia a la gestión del talento y que necesitan identificar bien el valor organizativo para sacar lo mejor de sus plantillas y, al mismo tiempo manejar el desajuste del talento interno disponible a través del análisis de las competencias que estén obsoletas”, explica la directora de atracción y gestión del talento de ManpowerGroup. Aunque estas necesidades existen, Mudarra recuerda que el departamento de recursos humanos “es uno de los que menor crecimiento experimenta dentro de las organizaciones en momentos de crisis”. Asimismo, tradicionalmente estos profesionales no han contado con una remuneración elevada. Y ahora, además, sus salarios se han reducido. Alaminos asegura que “las nuevas incorporaciones cobran entre un 30% y un 40% menos que antes de que comenzara la crisis”.
Éste es un perfil que no tiene muchas opciones de movilidad internacional, salvo dentro de las empresas para las que trabajan. Aún así, Alaminos apunta que las oportunidades están en Latinoamérica, en países como Perú, Venezuela, México o Bolivia. Y en países emergentes que precisan cargos directivos y mandos intermedios con experiencia.
Prioridades de los directivos de RRHH
1. En Europa, Alemania se centra principalmente en la captación y selección de talento. Francia, Polonia e Italia dan prioridad a la cultura corporativa, mientras que la compensación y los beneficios son muy relevantes en Portugal.
2. En Norteamérica, cuatro prioridades comparten relevancia: captación y selección de talento, compensación y beneficios, cultura corporativa, y formación y desarrollo.
3. Las principales prioridades en Latinoamérica son la formación y el desarrollo, seguido por la compensación y los beneficios.
4. En Australia, la captación y retención de talento es muy relevante, al igual que en Asia.
Fuente: Barómetro global de RRHH
 
Anuncios