Competencias transversales para la empleabilidad: 10 sencillas reflexiones

Llamamos competencias transversales a aquellas que son aplicables a todas las profesiones. Son aquellas competencias genéricas que se relacionan con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos.

Publicado en 15 mayo, 2013 de

large_chica_leyendo

 Ejemplos de competencias transversales son capacidad para diagnosticar, de relacionar, de resolver problemas, de tomar decisiones, de comunicación, de organización de trabajo, de gestión del tiempo, de adaptación a diferentes entornos culturales, de manejo del estrés, de actitud ante el trabajo en equipo, espíritu de iniciativa, flexibilidad y visión conjunta. ¡No las pierdas de vista! Porque en el proceso de búsqueda de empleo será necesario destacarlas con la misma o mayor intensidad que las competencias técnicas.

1º) La capacidad de adaptación a los cambios se configura como la piedra angular sobre la que se asienta la sociedad del siglo XXI. En una economía cada vez más global e interdependiente, el capital humano es un factor clave para poder competir con garantía de éxito. La resistencia al cambio, la falta de flexibilidad y la escasa adaptación a las novedades son tres de los aspectos en los que más ha incidido a la hora de planificar acciones formativas para mejorar habilidades empresariales. Y no lo olvides, una persona flexible no es solamente aquella que se adapta a los cambios, sino que los impulsa.

Las competencias transversales son aquellas aplicables a la mayoría de las profesiones. Están relacionadas con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos

2º) El cambio de modelo que demanda la sociedad prevalece la adquisición de competencias sobre la acumulación de conocimientos. La capacidad de aprender a aprender y la predisposición a hacerlo a lo largo de toda nuestra vida es una actitud que se debe asumir en el ejercicio profesional. ¿Les suena aquello de “no nos acostaremos sin aprender algo nuevo”, verdad?

3º) La cualificación profesional contribuye al crecimiento económico mejorando la productividad y competitividad de las empresas, así como potenciando la empleabilidad y el desarrollo personal.

4º) Actualmente, las demandas laborales varían constantemente, por lo que es de crucial importancia desarrollar, entre la población activa, competencias transversales que faciliten su adaptación permanente a las transformaciones económicas, productivas y sociales.

5º) El aprendizaje adquirido por las personas que se forman, ha de poder demostrarse en el marco productivo. Para ello, es necesario que las reformas en el sistema educativo y de formación para el empleo tengan presente las necesidades y demandas de las empresas.

6º) El papel que juegan las competencias profesionales, constituye el eje vertebrador del Marco Europeo de Cualificaciones Profesionales y del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional.

Se consideran esenciales en el ámbito laboral para transformar un conocimiento en comportamiento

7º) Hay que apostar por las iniciativas orientadas a complementar la formación académica (integrada por los conocimientos y habilidades), con las competencias no académicas (conformadas por las habilidades y destrezas laborales, sociales y de desarrollo personal). Es un proceso coherente con la apuesta por la construcción de una sociedad basada en el conocimiento y en la diversificación del modelo económico.

8º) La formación para el empleo debe cobrar protagonismo, dotando a las personas de autonomía personal, capacidad de comunicación, idiomas, conocimiento de los procesos de resolución de problemas, manejo de información, creatividad, liderazgo, emprendimiento, etc.

9ª) Las cualificaciones profesionales y las competencias esenciales proporcionarán a la población activa mayores oportunidades para ocupar diferentes puestos de trabajo. Ello les permitirá potenciar su empleabilidad en un contexto donde las demandas cambian constantemente, favoreciendo su permanencia futura en el mercado de trabajo.

La flexibilidad y la adaptación a los cambios son competencias muy perseguidas en las empresas

10ª) En definitiva, es conveniente fomentar la implantación de competencias transversales, como eje prioritario de las políticas públicas, en todos los niveles del sistema educativo y de formación para el empleo, con el objetivo de preparar a los ciudadanos del archipiélago canario, para afrontar con éxito las nuevas exigencias de un mundo global y en permanente evolución.

Las competencias transversales pueden ser de tres tipos:

1. Instrumentales (herramientas para el aprendizaje y la formación):

Técnicas aprendizaje autónomo
Análisis y síntesis
Organización y planificación
Resolución de problemas
Toma de decisiones
Habilidades formativas básicas
Comunicación oral y escrita
Conocimientos de lenguas extranjeras

2. Interpersonales (capacidades que permiten mantener una buena relación social):

Capacidad de trabajo en equipo
Razonamiento crítico
Compromiso ético
Reconocimiento de la diversidad y multiculturalidad
Negociación
Automotivación

3. Sistémicas (relacionadas con la gestión de la totalidad de la actuación: visión de conjunto):

Adaptación a nuevas situaciones
Creatividad
Liderazgo
Iniciativa y espíritu emprendedor
Preocupación por la calidad
Sensibilidad frente temas medioambientales
Gestión de proyectos
Gestión por objetivos

@makingoffjob

FUENTE: canariasemplea vía foro-empleabilidad

Anuncios