Once consejos para las personas mayores que buscan trabajo

Poner en valor la experiencia pero eliminar los datos más antiguos del currículum son algunas propuestas que nos dan desde EQUIPOS & TALENTO.
25/07/2013 
Cuando uno busca trabajo, no hay duda que ser mayor es un hándicap, y que a esa persona se le plantean más desafíos que a una más joven a pesar de tener más experiencia. La clave, según el portal Money Watch, es saber sacar partido de las habilidades desarrolladas a lo largo de una dilatada trayectoria para superar esos desafíos. He aquí doce aspectos en los que centrarse para conseguir destacar en un proceso de selección.

1. Los contactos nunca pasan de moda. Si tienes una larga trayectoria profesional, probablemente habrás acumulado contactos en todos estos años. Es el momento de tirar de ellos.

2. Ten presencia en las redes profesionales actuales. Es imprescindible tener una cuenta de LinkedIn, el sitio actualmente más utilizado por los reclutadores. Y si tenemos un perfil, tenemos que asegurarnos de mantenerlo activo y actualizado.

3. Plasma los conocimientos en las nuevas tecnologías. Además de LinkedIn, podemos estar presentes en otras redes en las que demostremos nuestros conocimientos sobre nuestro sector, por ejemplo, un blog especializado o una cuenta de Twitter, en la que además podemos seguir a las empresas que más nos interesan.

4. No entierres las viejas habilidades. Porque todo suma. Por ejemplo, ser capaz de escribir un texto en condiciones, incluso a mano, puede parecer poco útil, pero es algo que muchos de los candidatos jóvenes no saben hacer, o hacen peor.

5. Cuida tu lenguaje. Asegúrate de qué estás cómodo con el lenguaje que se habla ahora en el sector en el que te mueves. Puede que la generación más joven lo esté cambiando, pero utilízalo sólo si estás seguro de que sabes cómo.

6. Demuestra lo importante que es la experiencia. Puesto que es en lo que más puedes destacar, muéstrate convencido de lo importante que es la experiencia para escoger a un candidato. Expone el valor que podrías aportar a la compañía gracias a tu trayectoria.

7. Expone lo bueno que eres gestionando crisis. Porque ya lo has hecho antes. Cuando te pregunten si has tenido algún conflicto anteriormente, deriva la pregunta hasta explicar tus capacidades para gestionar posibles cambios y crisis.

8. Revaloriza tu madurez. Muchos de los jóvenes con los que compites no han salido del cascarón comparado contigo. Muchos aún no son lo suficientemente maduros ni a nivel personal ni a nivel profesional, así que sin hacer teatro, amorca esta diferencia.

9. Saca el polvo de tu currículum. Pide a un amigo con cierto contacto con los procesos de selección que repase tu currículum. No incluyas experiencias muy anteriores si no son especialmente relevantes.

10. Menos edad no significa menos pasión. Deja claro que aunque no tengas 20 años, puedes emocionarte con un proyecto profesional y compartir la misma pasión que otro compañero más joven.

11. Actualiza tu vestuario. No hace falta que cambies todo tu armario, si tienes trajes de hace años que están en buen estado úsalos, pero no el día de la entrevista. Preséntate con un traje nuevo que de una imagen fresca de ti.

 

Anuncios