Errores frecuentes en la entrevista de trabajo

  La entrevista de trabajo es el momento más importante en la búsqueda de empleo, ya que llega la hora de convencer al entrevistador de que tú eres que candidato adecuado para ese puesto. Teniendo en cuenta, que cada vez hay más candidatos para un solo puesto de trabajo, los entrevistadores son cada vez más exigentes durante la entrevista de trabajo. Y por tanto, cualquier error puede suponer que la empresa no te contrate a ti. En Jobandtalent nos cuentan los errores que más comúnmente se cometen en una entrevista de trabajo.

El error que más se comete es la improvisación. Es imprescindible prepararse la entrevista de trabajo, para eso es necesario conocer con exactitud el puesto al que se está optando. Además, se debe realizar un estudio sobre la actividad de la empresa, en qué sector opera la misma, cuál es su política de trabajo, los proyectos que está realizando en ese momento, e incluso la situación económica de la misma. Esta información puede salir a relucir durante la entrevista y así no te cogerá desprevenido, ya que además te ayudará a saber si realmente tú eres adecuado para ese puesto de trabajo o no.

La primera impresión importa, y por tanto, llegar tarde a la entrevista de trabajo dará muy mala imagen al entrevistador, y es uno de los errores que más se suele cometer. Por eso, es importante que antes de acudir a la entrevista de trabajo, te informes de donde se ubica la empresa, así como la ruta que tendrás que hacer para llegar y el tiempo estimado que se tarda. Lo mejor es llegar con un poco de antelación para evitar algún tipo de imprevisto, pero ten cuidado y tampoco llegues excesivamente pronto a la entrevista de trabajo.

Otro de los aspectos que el entrevistador juzgará antes de comenzar la entrevista de trabajo es la imagen personal. Por tanto, es fundamental vestir acorde con la entrevista de trabajo. Conocer con antelación la empresa a la que vas a acudir, es una forma fácil de saber cómo ir vestido a la entrevista. Lo mejor es no llamar la atención con la ropa, y no abusar de complementos.

Intentar decir constantemente lo que creemos que el entrevistador quiere oír, no sirve de nada. La sinceridad es uno de los aspectos que más se valoran durante la entrevista. Cuando los candidatos quieren agradar al entrevistador, se nota. En muchas ocasiones, el candidato caerá en contradicciones derivadas de este error.

Exagerando tu formación o experiencia profesional solo conseguirás que se lleven una mala impresión tuya. Lo primero que intentará el entrevistador es aclarar estos aspectos de tu currículum y comprobar que lo que expones en él se ajusta en gran medida a tu realidad profesional y académica.

No preguntarle nada al entrevistador denota falta de interés. Querer saber cuáles son las condiciones laborales, cuáles son las responsabilidades del puesto o si el horario es fijo o variable no es nada raro. Las preguntas realizadas por el candidato son bien recibidas por el entrevistador.

Durante la entrevista es probable que nos pregunten sobre experiencias laborales anteriores. Ain embargo, es un error muy grave hablar mal de tus antiguos jefes. El entrevistador puede llegar a pensar que quizás seas un trabajador conflictivo. Sí que se puede hablar de malas experiencias en el trabajo pero justificadas.

Evita cometer estos errores al enfrentarte a una entrevista de trabajo.

FUENTE: jobandtalent.com

Ver otras entradas relacionadas con las entrevistas de trabajo

Anuncios