¿Por qué no me llaman? ¡La mala suerte!

Si eres de los que cree que la mala suerte existe sin duda la estarás atrayendo, pero si en vez de ello crees que los demás son los culpables de tu infortunio entonces no saldrás nunca del hueco en el que te estás metiendo. Ya es hora de responsabilizarte de tu vida y te tu destino, porque nadie lo hará por ti. ¿Ya te encuentras listo y dispuesto?

Publicado: 03/09/2013 por Equipo C.E.T. 

La mala suerte 300x300 ¿Por qué no me llaman? La mala suerte

La mala suerte: La llave de la fortuna se encuentra en tus manos

Cómo revertir la mala suerte:

Sacándola de tu cabeza, porque la mala suerte no existe así como tampoco existe la buena suerte. Sólo se presentan oportunidades, las cuales se aprovechan o se dejan pasar. ¿De qué lado deseas estar?

  1. Dejar de preocuparte por lo que pudo ser, por el empleo que no obtuviste, por el mal de pelo en una entrevista, porque te pusiste nervioso, porque te encuentras desempleado. En vez de ello, deberás ocuparte de hacer algo en tu vida, mejorar para la próxima entrevista, buscar un nuevo trabajo, abrir y seguir abriendo puertas. Nadie te lo puede impedir.
  2. Seguir siendo optimista y un soñador empedernido. Nadie debe dejar de soñar aunque te encuentres en la inmunda. La ventaja de haberlo perdido todo es que no pedes perder nada más. La ventaja de haber caído muy bajo es que sólo te queda camino para ascender. Así que manos a la obra y a seguir luchando.
  3. Atraer la prosperidad y la abundancia, rayendo que existe, haciendo equipo con personas exitosas, aceptando la ayuda, prestando servicio, haciendo emprendimiento, generando empresa, trabajando en casa. Hay que seguir haciendo cosas y mostrándote activo.
  4. Tocando puertas y haciendo alianzas. El que tiene un don y lo comparte con seguridad recibirá los dones de los demás. Todos saldrán ganando. Encuentra tu don y comienza a divulgarlo. Con seguridad encontrarás alguien que te está necesitando.

Nadie es el culpable de tu mala suerte, ni siquiera tu mismo. Tampoco le eches la culpa a tus padres o a las faltas de oportunidades existentes en este momento en tu país o al pésimo jefe que tuviste o a las injusticias de la vida o a no haberte ganado la lotería. Nada de esto importa. Lo único importante es que eres un ser único y valioso con decenas de dones y capacidades aún inexploradas. Debes salir del subdesarrollo para crecer en todas las áreas, mentales, emocionales, físicas y espirituales.

Ponte activo y supera tu aparente mala suerte:

  1. Comienza a hacer ejercicio todos los días, así sea caminar, subir y bajar escaleras.
  2. Reflexiona en forma positiva sobre ti mismo, tus dones y las oportunidades que se presentan. Lo negativo se deja ir para sólo dejar entrar lo optimista y alentador.
  3. Conoce nuevas personas, habla con la gente, en la calle, el ascensor, el bus, el parque. Debes darte a conocer como un ser valioso y especial.
  4. Observa tu alrededor, lo que pasa, las necesidades de las personas, las carencias, los éxitos de los demás. Para aprender y actuar en esa dirección.
  5. Se sociable y participa de actividades en equipo, ya sea un deporte o un hobby, un juego o una actividad de entretenimiento. Interactúa con los demás y genera oportunidades de emprendimiento.
  6. Mejora tu autoestima, date la oportunidad de seguir creciendo, ámate profundamente y sal todos los días a la calle con una sonrisa en la cara.
  7. Presta servicio, encuentra a quien extender la mano para cruzar la calle, a quien brindar tu ayuda y apoyo, dar tu consejo e impulso. Por la ley de acción y reacción, recibirás mucho a cambio.

Nadie es culpable de tu mala suerte ni de tus acciones o resultados, para ya de quejarte y comienza a caminar, actuar y seguir estando vivo. Cambia de actitud, valora tus dones y divúlgalos como el mejor publicista y vendedor del mundo.

FUENTE: curriculum-entrevista-trabajo.com

Anuncios