Quién ofrece nuevas soluciones en el negocio del empleo

La respuesta eficaz a los retos y transformaciones que propone el mercado laboral está en las soluciones no tradicionales. Y éstas llegan desde nuevos agentes que se convierten en protagonistas del ‘negocio del empleo’: las propias empresas, cada vez más autosuficientes en términos de reclutamiento, los portales de segunda y tercera generación, y un ejército de start up que innovan en este sector. 11.10.2013 – Tino Fernández Quién ofrece nuevas soluciones en el negocio del empleo

La gente no sabe buscar empleo… Resulta imposible aconsejar acerca de qué carrera se puede estudiar o qué profesión se debe escoger… Los profesionales que salen de las universidades no satisfacen las necesidades reales de las empresas… Las capacidades y habilidades de los candidatos están obsoletas antes de terminar la carrera… Hacen falta soluciones radicales para afrontar los retos que plantea la búsqueda de trabajo…

Podrían llenarse varias páginas con los problemas que tienen que ver con los cambios vertiginosos que se producen en el mercado laboral y que repercuten en la dificultad para encontrar un puesto, y las soluciones –todavía muy difíciles de identificar– llegan desde nuevos agentes que intervienen en el negocio del empleo o se asocian a modelos poco tradicionales –y hasta radicales– de búsqueda y reclutamiento.

Rafael Alcalde, cofundador de Jaratech Social Technologies, asegura que “desde el lado del candidato se buscan cosas diferentes, y de una manera distinta. Mucha gente trata de resolver esto por su cuenta. Desde el punto de vista de quien contrata, se exige cada vez más seguridad. Hay que estar muy convencido de que el candidato potencial va a ser un valor para la compañía”. Pep Viladomat, socio de Marketyou, añade que “si se es honesto, es posible saber el valor que se puede añadir a la empresa. Si quieres que te contraten debes saber qué aportas realmente. Nuestro objetivo es ayudar a la gente a conocer esto y a que sepa venderlo como un elemento diferencial”.

Los sistemas de empleo han perdido la capacidad de tratar a los candidatos de forma individualizada.

Alcalde incorpora algunos factores, como que los contactos se perfilan como un valor principal: “Se trata más bien de a quién conoces y quién te recomienda. Muchas ofertas no se publican, y a ellas resulta imposible acceder si no tienes a alguien que te guíe. No es tanto descubrir una oferta, sino entrar en contacto con la persona adecuada en la compañía en la que puedes trabajar”.

Se refiere asimismo a la eficacia de la búsqueda directa: “De las bases de datos –un método poco efectivo– hemos pasado a apoyarnos en las redes sociales. Esto exige un gran trabajo, pero es posible filtrar a los candidatos que encajan con un determinado perfil y facilitar el contacto”. Es en este punto en el que hasta las compañías pueden adquirir una autosuficiencia excepcional en términos de reclutamiento. Los departamentos de recursos humanos que cuenten con expertos en herramientas 2.0, reputación virtual y posicionamiento online de la compañía, se pondrán al frente de una revolución en la identificación y captación del talento necesario para las organizaciones, que adquirirán una potencia y relevancia nunca vista: competirán no sólo con los cazatalentos y las firmas de selección, sino también con los medios de comunicación y los portales de empleo. El talento no se expone… Hay que salir a cazarlo y no basta con contestar a una oferta de trabajo.

Personalización. Pablo Urquijo, uno de los fundadores de Mobile4Job, recuerda que “la clave está en la personalización y la especialización. Se trata de segmentar, y de brindar al candidato las ofertas que mejor se ajustan a su perfil”.

La CEO de The Muse, Kathryn Minshew, aseguraba recientemente en The Wall Street Journal que “los sistemas y modelos actuales de búsqueda de empleo han perdido claramente la capacidad de tratar a los candidatos de una forma individualizada”. Aunque Minshew identifica como competidores directos a LinkedIn, Monster, o Indeed.com, ésta afirma que The Muse se enfoca básicamente a orientar y guiar en su carrera a quienes buscan empleo, mientras que sus rivales ofrecen el puesto ideal a aquellos que saben exactamente lo que están buscando.

La eficacia de la personalización debe ser tenida en cuenta si reparamos en que el coste de contratar mal es varias veces el salario de una persona. Pep Viladomat explica que “la industria del empleo y las empresas que buscan soluciones en este sector tratan con personas y suelen ser muy tradicionales y reticentes al uso de la tecnología. Las necesidades de los profesionales han ido por delante de esta industria. Primero los anuncios clasificados fueron sustituidos por los portales de empleo, que ofrecían una solución similar pero más automática. La avalancha de candidatos hizo que estos mecanismos resultaran ineficaces y se saturasen. Muchos profesionales acaban desesperados, enviando currículos a posiciones que no son adecuadas, y las empresas son incapaces de escuchar a toda esa gente”.

Alcalde coincide en que “si esperas que contestando a una oferta te llegue el talento adecuado, estás muy equivocado”; mientras que José Ángel Cano –cofundador del desaparecido Wiseri, transformado más tarde en Wonnova– añade que “el talento no se expone, y hay que salir a cazarlo. Debemos ir a su medio a buscarlo”.

Los clasificados de empleo dieron paso a los portales, que evolucionaron hacia modelos de segunda y tercera generación; los protagonistas tradicionales –cazatalentos o empresas de selección– se han tenido que acostumbrar a un nuevo escenario presidido por la democratización que impone la tecnología; las empresas adquieren la autosuficiencia antes mencionada. Y a esto se une la llegada de multitud de start up creadas por emprendedores que tratan de convertir en un negocio rentable las soluciones diferentes e innovadoras que ayudan a encontrar un puesto de trabajo.

Las comunidades verticales de expertos hiperespecializadas resultan ya básicas para definir los nuevos medios de reclutamiento de tercera generación que no sólo incluyen búsquedas, sino también contenidos específicos con los que atraer a los profesionales que podrían ser candidatos. Esta nueva generación de portales podría complementar en el futuro a los mundos virtuales, confiables, interactivos y atractivos en los que se convertirán las propias empresas. 

Nuevos agentes. Hay multitud de ejemplos como Glam Media Network, una red vertical enfocada hacia las mujeres, la moda y el estilo de vida; o FindLaw, un directorio para abogados tamizado por especialidades o ámbito geográfico.

Las consideraciones subjetivas acerca de los candidatos crean un nuevo valor añadido: MedRecruit, que opera en Nueva Zelanda y Australia reclutando profesionales sanitarios, ha hecho de la forma y estilo de vida de éstos la base sobre la que se sustentan los procesos de selección y la satisfacción final de candidatos.

Además, GetaGreatBoss facilita perfiles de directivos con calificaciones sobre “los mejores jefes para trabajar”, y los potenciales empleados reciben por correo electrónico las evaluaciones sobre el estilo de gestión de sus posibles jefes. Yummy Mummy Careers se ha especializado en madres que buscan trabajo, igual que CareerMums, que se centra en padres que rastrean un empleo y ayuda a profesionales cualificados con hijos, creando una red profesional de ofertas a tiempo parcial.

Otro ejemplo es SwapYourShop, que facilita el contacto entre profesionales creativos que demandan un cambio de domicilio y trabajo, en el mismo paquete, una especie de multipropiedad laboral e inmobiliaria en la que los candidatos interesados intercambian de forma temporal su hogar y su empleo con otras personas.

En España hay también nuevas fórmulas que impulsan la renovación de este negocio del empleo: se pueden citar algunos ejemplos como el de Jobssy, que traslada a la nube la búsqueda de trabajo y recomienda automáticamente ofertas de empleo de redes sociales; Ginjex, un directorio de clasificados en tiempo real que permite buscar a profesionales para trabajos puntuales; Reworklution, una red social que facilita a profesionales y empresas ofertar sus servicios vía online; Chinaempleo, un portal online de selección de personal y búsqueda de empleo que pone en contacto China con el mundo hispanohablante; o Jobandtalent, una plataforma de reclutamiento a modo de gran red social o comunidad online de búsqueda de empleo en la que interactúan candidatos y empresas.

FUENTE: expansion.com Recordad ver todas nuestras secciones para obtener más información, ofertas, etc:

Anuncios