Empleo en Ecuador: “Que vayan con información”

Continuamos acercándoos la serie de artículos publicados en el periódico “El País”, que  recogen las pistas y consejos de los expatriados españoles por la crisis, para quienes quieran seguir su camino. En esta ocasión, Ecuador.

Fernando Menaya

Mi experiencia en Ecuador fue en el año 2010 y al calor del auge de la construcción y de los enormes planes de viviendas sociales que el Gobierno de la nación quiere (entonces y ahora) acometer para mejorar la vivienda de los más necesitados que en muchos casos siguen viviendo en casas de madera. Estuve en cuatro ocasiones allí, viviendo en Cumbaya (zona residencial de Quito) durante unos cuatro meses, y me volví a España porque allí va todo muy pero que muy despacio.

Mi experiencia se puede resumir en varios puntos:

1.- Si vas a trabajar y a menos que te contrate una empresa española porque necesita de tus competencias, tu sueldo va a ser un sueldo del país, es decir, de 900 a 1.000 dólares.

2.- Si vas a montar empresa no puedes esperar que los bancos de Ecuador te presten dinero, debes llevarlo de España o que te lo preste un banco español.

3.- Debes que tener mucha paciencia (es decir, dinero) para aguantar hasta que tengas resultados.

4.- Debes tener mucha paciencia hasta que comprendes de verdad las diferencias del carácter ecuatoriano, en el que ya mismo es no se sabe cuando y en el que si es no.

5.- Debes saber que tus conocimientos en casi cualquier disciplina tiene otras palabras, por lo por ejemplo en construcción, cemento (fácil), viga, zapata, etcétera…, se llaman de otra forma y hasta que no lo sepas no puedes trabajar.

6.- Debes saber que las leyes y la organización del Estado son muy diferentes y tienes que comprenderla para poder avanzar.

7.- Desde antes de llegar tienes que abandonar la coletilla: “En España o en Europa se hace así o se llama así… ., a los ecuatorianos les da exactamente igual.

8.- Debes evitar creer a pies juntillas lo que te dicen en un lado y en el otro de las grandes oportunidades del país, del gran crecimiento, etcétera…, infórmate, estudia las oportunidades, contacta con gente allá…, antes de lanzarte a la aventura ya que son muchos los que van y vuelven si haber conseguido nada, bueno algo que es la experiencia. Tener éxito allá no es fácil, cuenta con ello, asúmelo y luego ve.

9.- Como última idea os comento una anécdota que me dijo un ecuatoriano sobre los españoles (o de otros países) que van allá: “Para tener éxito aquí hay que venir condinero, con mucho dinero, porque para hacer negocio sin dinero ya estamos nosotros”.

No quisiera desanimar a los que quieren ir a Ecuador o a cualquier otro sitio, al revés, animarlos mucho pero que vayan con información y con criterio. Sin ir más lejos mi proyecto en Ecuador (construcción de viviendas sociales y empresa inmobiliaria) fracasó, pero ahora gracias a la experiencia y a la evolución estoy con un proyecto en China con oficina desde hace casi dos años de exportación de productos agroalimentarios. (Delaiberia Gold). Ánimo.

John Romo-Fiscal de adolescentes en Quito

Como en muchas partes del mundo, si tu deseo es conseguir un buen empleo, existen en el Ecuador oportunidades en especial para personal de salud y educación (sectores de alta inversión desde el Estado).

No te recomendaría labores manuales (chófer, albañilería o de guardia); pero sí puedes ir a por las de docencia, investigación, odontología, psicología, o asesoría. En especial en el sector público donde los salarios son mayores.

Al tener como moneda el dólar, la inflación pasa desapercibida, y claro dependiendo de donde vives, los alquileres son accesibles. En cuanto a la seguridad, pues bueno, al igual que en todas las ciudades habrá que andar con cuidado, pero no es que a plena luz del día la gente no pueda transitar. Como siempre hay que cuidarse de salir a muy altas horas por la noche, y madrugadas, pero se va muy bien en los sitios turísticos, parques, etc. Los ecuatorianos son gente amable, muchas veces colaboradora, y sin lugar a dudas si la simpatía parte de quien la necesita, no os vais a encontrar con patanes.

Para que podáis tener una idea, los precios en la Capital: Quito, no difieren mucho del resto de ciudades, y te serán de utilidad los siguientes datos:

Viaje Urbano en Bus: 0,25 centavos de Dólar.

Taxi: dos o tres dólares (recorres la mitad de la ciudad en 45 minutos, excepto cuando hay hora punta: (entre las 16:00 a 20:00). Siempre es mejor salir temprano para evitar atascos.

Si tomas un Bus desde el Aeropuerto la tarifa es de 18 dólares, si vas en taxi está en 25 a 30 dolarés). Hay alquileres desde 300  hasta 1000 dólares (Dependiendo si quieres vivir en lugares sin ruido, y exclusivos).

Las comidas son deliciosas y muy convenientes (Desayuno 2.50 dólares; Almuerzo 3.00 dólares; Cena 3.00 dólares). Te recomiendo tomarlas cerca de las Universidades.

Los salarios son otro tema, puedes llegar a 4000 a 5000 dólares al mes en el Estado, pero también hay salarios de 500  en especial en la empresa privada. Si eres profesional calificado seguro que no tendrás inconvenientes, pero es mejor ir a por seguro, es decir, buscando contactos previos, y si es posible con amistades o familiares que puedan guiarte y alojarte por un tiempo (cosas de la migración).

David Molina Bravo, 34 años, cuatro años en Ecuador

Desde enero del 2009 estoy viviendo en Ecuador, concretamente en la ciudad de Cuenca. Al principio me costó un poco adaptarme a las costumbres, cultura, etcétera. Igualmente tardé unos meses en encontrar trabajo hasta regularizar mi situación migratoria. Como estaba casado con ecuatoriana, obtuve con bastante rapidez la ciudadanía lo cual me ayudó muchísimo. El país está dolarizado por lo que hay una relativa estabilidad financiera y se percibe que está habiendo un desarrollo económico y social importante.

Trabajé al principio en una Fundación dedicada a temas de cooperación al desarrollo. Y desde hace unos meses encontré trabajo en una institución pública donde estoy actualmente como coordinador de planificación y proyectos. Ah,!! Soy licenciado en Ciencias Políticas.

Para no enrollarme, qué recomendaría a quién quiera venirse a Ecuador?:

1. En primer lugar, que revise bien el tema migratorio. Aunque parezca raro, Ecuador tiene una legislación migratoria un tanto rígida. Cambiar de estatus migratorio no es tan fácil una vez que se está aquí, por eso es bueno asesorarse en un consulado ecuatoriano y obtener visados antes de viajar si se piensa establecerse en el país. Lo segundo, quitarse prejuicios de encima. No se vive tan mal. La gente es muy acogedora.

2. Hay buenas oportunidades de empleo, especialmente en las áreas de ciencias y tecnología que son las que está fomentando e impulsando el gobierno nacional (ingenierías, medicina, etc.). Ahí van algunas páginas de empleo para quienes deseen aventurarse: www.socioempleo.gob.ec(esta página publica empleos del sector público), www. multitrabajos.com, www.porfinempleo.comwww.computrabajo.com.ec,www.acciontrabajo.ec y www.opcionempleo.ec.

3. Cuidado con los que tienen máster y maestrías que son títulos propios de universidades españolas: solo son valederos para el sector privado y en algunas ocasiones para el público, pero no sirven (por disposición legal) para la docencia universitaria y acceder a un doctorado ni educación superior. Es decir, no puntúan para un concurso de méritos y/o oposición si se quiere acceder a una universidad sea pública o privada. Reconocer títulos universitarios es posible y no demasiado complicado. El SENESCYT (Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación) publica un listado de las universidades extranjeras a las que les reconoce de forma automática los títulos universitarios (se puede ver aquí).  Si la universidad no consta en el listado, el título pasa por un comité que lo reconoce o no. Basta con tener el título y el programa de estudios apostillados.

4. Solo hay consulados de España en Quito y Guayaquil. En algunas ciudades existen viceconsulados, caso de Cuenca o Manta, pero las funciones de estos últimos se restringen a dar información y remitir documentos a Quito y Guayaquil. En caso de tener que hacer trámites, conviene tenerlo en cuenta porque si bien en los últimos años han mejorado de forma considerable las redes de transporte internas, aún hay que tomarse su tiempo para desplazarse una ciudad a otra.

En lo particular, Cuenca es una ciudad situada en la zona andina, o región sierra, a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar. Se la conoce como la Atenas del Ecuador, porque desde siempre ha sido un foco de cultura y conocimiento. Cuenta con buenas infraestructuras, universidades, siendo una ciudad modelo dentro del país. Es la tercera en población con algo más de medio millón de habitantes, declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hay una importante colonia de españoles: existe un Casal Català, varios negocios gastronómicos regentados por españoles y un viceconsulado de España. Aparte, es un destino reconocido internacionalmente por los estadounidenses –sobre todo jubilados- ya que el nivel de vida para ellos resulta mucho más económico y tranquilo.

Lo digo sin resentimiento alguno, pero en Ecuador he encontrado las oportunidades que difícilmente hubiera conseguido en España: un trabajo acorde a mis conocimientos, una familia y casa propias (gracias a planes de primera vivienda para jóvenes). La distancia es lo más difícil de llevar –aunque para eso están las tecnologías- la añoranza de la gastronomía, etc.

Espero que los estos datos puedan ser de utilidad para que quien decida venirse al país. Un abrazo muy fuerte y suerte para todos!!

Alberto de Dios Romero, médico

Soy especialista y ya llevo trabajando cuatro meses en Ecuador para el sistema público sanitario. Nos ofertaron venir a este país para fortalecer el sistema sanitario público huyendo de España donde hay destrucción de lo público.

Mi experiencia es contundente: no recomiendo a nadie venir a trabajar a este país. Por varias razones:

1. Tardan meses en convalidar los títulos académicos y piden documentos imposibles o que no existen. Sin los títulos, es raro o imposible que te contraten, por lo que puedes estar gastando en hoteles, alquileres sin ganar dinero.

2. Los trámites de legalización son una agonía de oficinas, ministerios, bancos, notarías, visados, etc., con largas colas, mal trato, lentitud y mucho coste.

3. Las mentiras han sido constantes. Nos prometen salarios y bonificaciones que luego no se cumplen. El coste diario de la vida es más caro de que dicen. Los alquileres en el centro de Guayaquil son tan caros o más que en España teniendo en cuenta los pluses por la inseguridad.

4. No hay seguridad en las grandes capitales. Ello afecta mucho a la calidad de vida. Para desplazarse recomiendan un taxi seguro, más caro. Comprar un coche de segunda mano es prohibitivo, mucho más caro que en España.

5. En el trabajo no aprovechan tu experiencia ni tu conocimiento y te encomiendan labores absurdas o que nadie quiere hacer.

6. El país está endeudado, en bancarrota. Eso no sale en los medios de comunicación. Todos los días echan a trabajadores sin indemnización ni derechos. No se pagan jubilaciones. Piden pruebas de embarazo a las mujeres antes de contratarlas. Los sindicatos han sido abolidos. En fin, que la mayoría de los españoles que hemos venido estamos con la idea de salir cuanto antes de este país porque uno se desgasta y no se ahorra nada de dinero.

Gloria, médica.

Mi experiencia como inmigrante en Ecuador, con la promesa falsa de un contrato de trabajo por parte del hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, fue bastante mala. A través de Skype y correo electrónico, se me había ofrecido un contrato como auditora médica en dicho hospital.

Me gasté un dineral en copias notarizadas de mis títulos universitarios, apostillas, visados, realicé todos los trámites en el Senescyt para convalidar mis estudios y me fui a Ecuador.

Tuve que volver con un palmo de narices. El contrato que me habían ofrecido no existía, en su lugar me ofrecieron otro contrato diferente, con la mitad del salario inicialmente ofertado… pero incluso ese contrato nunca se materializó, nunca lo vi en un papel para firmarlo.

Tras un mes allí, y habiendo malgastado mucho tiempo y dinero, regresé a España.

En mi vida me había sentido tan engañada. Le pedí explicaciones al gerente del hospital de Guayaquil, un español, y nunca me contestó a ningún mensaje.

Afortunadamente, ahora trabajo para una organización internacional con excelentes condiciones laborales. Pero, dada mi experiencia, solo puedo recomendar precaución y paciencia a cualquier persona que quiera ir a trabajar a Ecuador.

Recomendaciones

Julián Giménez Agut

Llegué hace diez años a Colombia solo, con dos maletas y 6.000 dólares, desde el primer día me sentí como en mi casa, la gente es amable, educada y humana.

Este es un país lleno de oportunidades y mucho desarrollo, a mi me ha ido muy bien, hay una gran clase media que empuja la economía y genera mucho movimiento.

Recomendaciones:

1- Bogotá es la capital, allí se centra gran parte del desarrollo y la economía, recomendaría esta ciudad para encontrar de forma rápida un trabajo.

2- Para empezar puedes dar clases en una de las muchas universidades, te contratan fácilmente y te permite ganar dinero para tus gastos, puedes trabajar por horas mientras te organizas. Se puede facturar sin pagar autónomos, solo con un documento llamado Rut cuando tengas tu residencia.

3- Infórmate bien en el ministerio de exteriores de los tipos de Visas para extranjeros, están dando facilidades para inmigrantes extranjeros.http://www.cancilleria.gov.co

4- A corto/mediano plazo es muy recomendable que emprendas tu propio negocio, te permite ganar mucho más dinero que si estás contratado.

5- Date tiempo para entender la cultura y formas de ser de los colombianos, no pretendas que todo sea como en España. Como el mundo es redondo, aquí suelen ser las cosas al revés.

6- Hay muchas oportunidades en construcción, infraestructuras, tecnología, marketing, publicidad.

7- Importante, aquí todo va por clases sociales, aprende a moverte en este mundo y procura hacer negocios con personas de buen nivel cultural, te irá mucho mejor.

8- Cuidado con la inseguridad, aunque yo llevo 10 años aquí y nunca me ha pasado nada, debes ser prudente y saber donde estás.

Para terminar este es un país divertido y con muchas ganas de vivir, solo hay que quitarse la rigidez europea y disfrutar. Ánimo.

FUENTE: elpais.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Anuncios