Errores que nunca deberías cometer en una entrevista de trabajo

En estos dos artículos nos indican los errores que habitualmente cometemos en las entrevistas de trabajo y cómo evitarlos.

Los directivos revelan los errores de las entrevistas de trabajo

Los directivos han revelado los errores y las metidas de pata más comunes de las entrevistas de trabajo. Estos errores cuestan el puesto a candidatos que, posiblemente, a causa del estrés, la presión y los nervios, hacen o dicen cosas que resultaron fatales. Algunos de los errores más comunes son contestar llamadas, enviar sms durante la entrevista o una vestimenta inapropiada, según ‘Tendencias21’.

Entrevista trabajoLas entrevistas de trabajo siempre han sido tema de conversación y sobre el que se dan consejos y hasta capacitaciones para que los candidatos no se dejen llevar por los nervios y no terminen empañando su imagen y sus capacidades, que pueden ser las ideales para el puesto, por motivos circunstanciales y de no saber manejar bien las entrevistas, según publica Tendencias 21.

Precisamente, con el largo período de crisis económica y recesión que se ha vivido a nivel mundial, y con los altos niveles de desempleo que estas trajeron, ahora que empiezan a subir las cifras de la oferta laboral, la presión y el estrés a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo son mucho mayores, ya que existe una competencia difícil y muchas personas realmente necesitan los trabajos.

CareerBuilder realizó una encuesta entre más de 2.400 gerentes de contratación en Estados Unidos para preguntarles no sólo por los errores, sino también por las metidas de pata más comunes que cometen los candidatos durante las entrevistas y que los hacen perder la posibilidad de quedarse con el puesto de trabajo.

Los mayores errores y metidas de pata

De acuerdo con la encuesta, 71% de los directivos consideran que el error más común que los candidatos cometen durante las entrevistas de trabajo es el contestar llamadas o enviar mensajes de texto durante estas; 69% piensan que es vestirse inapropiadamente; 69%, mostrarse desinteresado; 66%, aparecer arrogante; 63%, hablar negativamente sobre el actual o anterior empleador; 59%, comer chicle; 35%, no dar respuestas específicas; y 32%, no hacer buenas preguntas.

Por otra parte, las peores y más extrañas metidas de pata mencionadas por los empleadores encuestados fueron: hacer una lista detallada de cuánto lo enojaba el jefe anterior; abrazar al gerente de contratación al final de la entrevista; comerse todos los confites que se ofrecían mientras trataba de responder las preguntas; hablar mal del conyugue constantemente; sonarse la nariz y hacer un cerro de pañuelos en la mesa de la entrevista; llevar una copia del diploma universitario en el que era evidente que el nombre del graduando había sido cambiado; hablar de cómo una aventura amorosa les costó un trabajo anterior; botar una lata de cerveza a la basura de afuera antes de entrar en la oficina de recepción; pedirle a un amigo que entrara a preguntar “¿Cuánto falta?”.

Se trata de errores que, en la mayoría de las ocasiones, no son malintencionados ni dicen mucho sobre la esencia de una persona o sobre sus habilidades para el trabajo, pero que, gracias al estrés y a los nervios, pueden surgir en el momento de la entrevista sin que la misma persona comprenda después por qué dijo o hizo algo así. El problema es que una vez cometido el error frente a una persona que está evaluando lo que ve y oye es difícil dar vuelta atrás.

Rosemary Haefner, vicepresidenta de Recursos Humanos de CareerBuilder, afirma que “la buena noticia es que el número de trabajos abiertos continúa mejorando mes a mes, sin embargo, la competencia seguirá siendo alta por algún tiempo. El objetivo de cualquier entrevista es destacarse de los otros candidatos y, finalmente, quedarse con el trabajo. Pero hay que asegurarse de destacarse por las razones correctas. Aunque el proceso de búsqueda de empleo puede llegar a ser frustrante, los candidatos deben mantenerse positivos, concentrarse en sus fortalezas y prepararse para saber vender de la mejor manera su conjunto de habilidades”.

Consejos para una entrevista exitosa

Aunque no se puede predecir cómo será el resultado de una entrevista debido a que las circunstancias del momento pueden cambiar su rumbo en cualquier momento, sí existen consejos que pueden ser útiles para los candidatos a un puesto de trabajo que desean tener éxito en sus entrevistas. Haefner menciona algunos de estos consejos:

  • Mantenerse positivo por más que la búsqueda de trabajo haya sido frustrante y difícil
  • Prepararse muy bien e investigar información de la compañía antes de asistir a la entrevista para poder hacer preguntas y dar buenas respuestas
  • Mantener un nivel profesional por más que la entrevista se desarrolle en un entorno casual. No enfocarse en asuntos personales, sino en vender las habilidades profesionales
  • Practicar preguntas con un conocido antes de asistir a la entrevista, de manera que los nervios se vayan pasando y no salgan todos en el momento de la verdadera cita
  • Ser muy honesto. Si no se sabe una respuesta, decir que no se sabe, en vez de tratar de adivinar, y luego explicar cómo se buscarían soluciones para ello

No existe ningún consejo que garantice éxito, pero una buena preparación, ser sincero y mostrar las habilidades que se tienen para el trabajo que se busca siempre le darán la dirección correcta a una entrevista laboral.

FUENTE: www.20minutos.es

Muchas veces cometemos errores que provocan que nos rechacen directamente de una entrevista de trabajo

Cuando buscamos empleo una de las fases que más nos preocupa es la entrevista. Muchos se preparan con antelación, investigan sobre la empresa, eligen su atuendo y elaboran posibles preguntas y respuestas, lo que sin duda es fundamental para estar seguro y tranquilo en el proceso de selección.

La entrevista no es la única etapa en el proceso de selección, pero hay que superarla. Para afrontar este “cara a cara” algunos optan por mejorar sus debilidades, otros prestan atención a aspectos a los que normalmente no otorgamos importancia tales como la postura, lenguaje, muletillas, y en general la comunicación no verbal.

Tener confianza en uno mismo no lo es todo. Debes saber proyectar lo mejor de ti mismo y todos tus conocimientos y para eso hay que preparase. Es fundamental que te comuniques, que des una respuesta verídica sobre las preguntas que indagan sobre cuestiones académicas y experiencia laboral. Recuerda que en el tiempo que dure tu entrevista tienes la oportunidad de darte a conocer y presentarte como un candidato atractivo para el empleador.

Para superar con éxito esta fase hay errores que debes evitar, porque como señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España, “si bien es necesario que demuestres seguridad y confianza en ti mismo, existen aspectos que comunican y no necesariamente son tus respuestas: la puntualidad, la formalidad o tu lenguaje no verbal son aspectos que aportan información relevante del tipo de profesional que eres.”

Aquí tienes alguna de los comportamientos y acciones que no debes cometer para pasar la entrevista de trabajo:

1. Llegar tarde es una de las cosas que peor impresión dan. Antes de comenzar ya estás ofreciendo una mala imagen de ti.

2. Nada más iniciar la entrevista, preguntar el salario. Es evidente que es un tema importante; pero debes dejarlo para el final y mostrar mayor interés en las motivaciones y expectativas del trabajo. Frases como: “Necesito saber el salario, para mí eso es lo principal” o “¿antes de empezar quisiera saber cuál es el salario de este trabajo?”, no son positivas y pueden eliminarte del proceso directamente.

3. Hablar mal del jefe o los compañeros de tu anterior trabajo: “Mi jefe no sabía tratar a las personas” o “mi jefe era un inepto”.

4. Responder sobre las debilidades y fortalezas cosas que no tienen relación con la oferta, que no dicen nada de ti en el ámbito laboral o que son cuestiones excesivamente personales que no es necesario que compartas con el entrevistador.

5. Provocar interrupciones. Asegúrate de tener el móvil apagado. En el momento de la entrevista no debe de haber nada más importante que la propia entrevista.

6. Responder de forma muy escueta o de manera muy extensa. Debes ser concreto, directo y con ideas claras. Practicar previamente posibles respuestas, te ayudará a argumentar de mejor forma tus opiniones.

7. No te muestres desanimado ni pesimista. No es el momento ni el lugar para ello, todo lo contrario. Energía y entusiasmo es lo que se busca en los candidatos.

La entrevista es la primera impresión que el evaluador tendrá de ti y será determinante en la decisión que tome, por eso hay que evitar cometer estos errores.

FUENTE: universiablogs.net

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Anuncios