La Junta destina 11 millones de euros para contratar a 2.100 parados en riesgo de exclusión social

Las contrataciones se realizarán a través de los ayuntamientos, de las diputaciones provinciales y de organizaciones sin ánimo de lucro en Castilla y León

Logotipo Empleo en Castilla y LeónTrabajadores en riesgo de exclusión social son aquellos que son perceptores de renta garantizada de ciudadanía e, igualmente, a todos aquellos que habiendo agotado prestaciones se encuentren entre los colectivos de mayores de 50 años, víctimas de violencia de género, víctimas de accidente de trabajo o enfermedad profesional, participantes en el Programa Personal de Integración y Empleo, desempleados como consecuencia de un despido colectivo, y personas toxicómanas rehabilitadas, expresidiarios y pertenecientes a minorías étnicas.

La Junta de Castilla y León destinará casi 11 millones de euros a la contratación de personas para la realización de obras y la prestación de servicios de interés general y social. Los trabajadores contratados deben estar en situación de exclusión social y desempleo y hallarse inscritos como demandantes de empleo, no ocupados, en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León. ECyL calcula que con este plan de empleo para personas en situación de exclusión social y desempleo se podrán realizar en torno a 2.100 contrataciones durante un periodo mínimo de seis meses, a través de las entidades locales y de las distintas entidades sin ánimo de lucro de la comunidad autónoma.

De esta subvención aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta, 10 millones de euros proceden del suplemento de crédito aprobado por las Cortes de Castilla y León y los 995.000 euros restantes corresponden a fondos para la contratación a través de entidades locales del presupuesto de la Consejería de Economía y Empleo.

Distribuidos en dos partes

La subvención aprobada por el Consejo de Gobierno distribuye los fondos en dos partes: 7.955.000 euros que se destinan a la contratación de estos trabajadores por parte de las entidades locales, y 3 millones de euros que saldrán en una convocatoria pública, en el Boletín Oficial de Castilla y León, para aquellas entidades sin ánimo de lucro cuyo objeto sea la contratación de este tipo de trabajadores a través de proyectos principalmente dirigidos a los ámbitos de dependencia y servicios, medioambiente y cultura.

La Junta financiará los costes salariales, extrasalariales y de Seguridad Social derivados de la contratación temporal de estas personas.

Participación municipal

Los contratos se realizarán a través de los ayuntamientos de la comunidad autónoma cuya población sea igual o superior a 2.000 habitantes, de acuerdo con el padrón del año 2012. También se hará a través de las diputaciones provinciales, que podrán emplear directamente, o través de ayuntamientos con menos de 2.000 habitantes y mancomunidades. De esta forma la Junta de Castilla y León apoya a los ayuntamientos con mayores recursos pero también a aquellas entidades locales de menor tamaño para que puedan atender la prestación de servicios básicos.

Los ayuntamientos recibirán en su conjunto 5.715.000 euros y las diputaciones provinciales 2.240.000 euros para este plan de empleo local. Cada municipio recibirá un importe máximo de 150.000 euros y mínimo de 20.000 euros; en el caso de cada diputación provincial el importe máximo será de 310.000 euros y el mínimo de 200.000 euros.

Perceptores de renta garantizada

Los trabajadores en riesgo de exclusión social son aquellos que son perceptores de renta garantizada de ciudadanía e, igualmente, a todos aquellos que habiendo agotado prestaciones se encuentren entre los colectivos de mayores de 50 años, víctimas de violencia de género, víctimas de accidente de trabajo o enfermedad profesional, participantes en el Programa Personal de Integración y Empleo, desempleados como consecuencia de un despido colectivo, y personas toxicómanas rehabilitadas, ex presidiarios y pertenecientes a minorías étnicas.

La Junta de Castilla y León tiene como una de sus prioridades en materia de empleo la empleabilidad de aquellas personas que tienen mayores dificultades de inserción en el mercado laboral. En la Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad 2012-2015, se preveía como colectivos destinatarios a los jóvenes menores de 30 años en situación de desempleo y a los desempleados de larga duración, con especial atención a aquellos que hayan agotado las prestaciones y subsidios de desempleo. Pero además existen otros colectivos que necesitan una atención específica, que son el objeto de esta subvención aprobada por la Junta.

Esta medida está además en consonancia con la Estrategia Europea 2020, cuyo principal objetivo es la mejora del empleo, a través de su creación y el mantenimiento del existente, procurando la mejora de su estabilidad y calidad, potenciando la inserción laboral de los trabajadores desempleados.

FUENTE: www.elnortedecastilla.es

Anuncios