Respuestas a las preguntas más difíciles de la entrevista de trabajo

Desde la web Empleoytrabajo, nos seleccionan las 7 preguntas claves  a las que probablemente nos enfrentaremos en una entrevista de trabajo. De tu respuesta dependerá que consigas el puesto de trabajo, así que procura ir preparado. Que nos llamen a una entrevista de trabajo ya es suficientemente difícil hoy día como para no ir preparados y dejarlo todo a la improvisación. He aquí las preguntas tal como probablemente te las haga el entrevistador (no lo tutees si el no lo hace primero)

  1. ¿Qué puede decirme de si mismo? Seguramente será una de las primeras preguntas que le hagan y su finalidad es evaluar su capacidad de respuesta. Lleve la respuesta preparada. Hable de forma natural y breve sobre los logros más sobresalientes de su vida y de los puestos de trabajo anteriores que tengan alguna relación con el pueto al que se presenta. Se trata de hacer ver al entrevistador que usted es la persona adecuada para cubrir ese puesto de trabajo
  2. ¿Qué cree que puede aportar a nuestra compañía? Aproveche para demostrar que se ha informado sobre la compañía. Hable de por qué su personalidad encaja en la cultura de empresa de esa compañía con la que usted, obviamente se siente tan identificado. Evite hacer descalificaciones sobre su anterior empresa. Si el entrevistador insiste en sacarle el tema de su trabajo en empresas anteriores, trate de evitarlo con diplomacia, pero lo que no debe hacer en ningún caso es hablar mal de su anterior compañía,  jefes, compañeros, etc.
  3. ¿Por qué piensa usted que es el candidato adecuado a este puesto? Responda con naturalidad. No sea modesto, ni tampoco pretencioso (tampoco conoce al resto de candidatos). Simplemente trate de demostrar que su cualificación profesional, experiencia y aptitudes encajan con el perfil buscado para ese puesto de trabajo.
  4. Preguntas personales del tipo… ¿Tiene pareja?, ¿piensa tener hijos?.. y alguna otra que suelen hacerse mucho más comprometedoras que seguramente le harán sentirse incomodo. Se trata de eso, el entrevistador quiere ver su reacción. Si no le es inconveniente responda con naturalidad, pero si la pregunta le parece discriminatoria o atenta a su intimidad, hagaselo saber al entrevistador o trate de rehuirla de manera diplomática. Eso sí, hága lo que haga, hágalo siempre con firmeza pero con cordialidad.
  5. Preguntas conflictivas. Nos referimos a aquellas preguntas que están relacionadas con nuestros puntos débiles respecto al puesto de trabajo. Por ejemplo, preguntas sobre nuestra falta de experiencia, periodos en blanco en nuestro CV, falta de formación en algún aspecto concreto, etc. La mejor forma de afrontarlas es contestando con sinceridad pero viendo el aspecto positivo de cada circunstancia: por ejemplo: Si nos preguntan por nuestra falta de experiencia, podemos responder que somos una persona con dedicación, perfeccionista y que aprende con rapidez. Si nos hacen algún comentario sobre que nuestro nivel de ingles no es suficiente (y es así) podemos decir que somos conscientes de ello, pero que estamos dispuestos a mejorar apuntándonos a un curso inmediatamente.
  6. ¿Cuáles son sus expectativas económicas? Esta es una de las preguntas más comprometidas. La mejor manera de abordarla es decir que se espera un salario acorde con el trabajo y responsabilidades que se van a desempeñar. Que lo más importante para nosotros es ser útil a la compañía y que de la misma manera esperamos que la empresa sepa reconocer nuestra valía. No obstante, conviene ir informado sobre el sueldo medio de ese puesto de trabajo y llevar, no tanto una cantidad concreta como un rango del tipo: 20.000 y 23.000€.
  7. ¿Tiene alguna pregunta o duda? Probablemente sea la ultima pregunta. Aproveche la oportunidad para preguntar cualquier duda que le haya quedado sobre la compañía en general o sobre el puesto de trabajo en concreto.

FUENTE: empleoytrabajo.org

ENTRADAS RELACIONADAS:

Anuncios